lunes, 10 de septiembre de 2012

COMIDA ASIATICA: DUMPLINGS

A Cristina (su marido y pronto a sus niños) y a mí, nos encanta comer cosas buenas y sobretodo nos gusta probar nuevos platos y saber cómo se hacen, ergo, nos encanta ponernos a cocinar cosas, hacer pruebas y finalmente sentarnos a comerlo con cara de “lo hemos hecho bien”… “ qué bueno! Nos ha quedado impresionante!” (a veces nos entusiasmamos!).  La mayoría de las veces, estas “veladas gastronómicas” se ven interrumpidas mil y una vez con llantos, explosiones de alegría, carreras, intentos frustrados de inmiscuirse en la cocina, hora de comer o merendar de sus dos adorables gemelos que, gastronómicamente hablando son los niños más afortunados de la tierra. Cristina es una “madre-comida” perfecta que tiene en cuenta los valores nutricionales de lo que comen sus hijos, los sabores y los placeres infantiles.  Tienen ya el paladar, a sus 2 años, abierto a especies, texturas y sabores que muchos niños tardarán años en probar y seguramente por ello, les harían ascos.  Comen estupendamente, al ritmo de lo que sale de la fábrica-mamá y la verdad, si la energía resultante de ambos es la respuesta a su alimentación hay que condecorarla con medalla al mérito civil. Yo la admiro profundamente, porque además de todo esto, habiendo sido una profesional eficiente y comprometida, esta labor la hace feliz y sonriente y no hay nada más hermoso que este momento de su vida.  

El otro día hicimos dumplings…algo que nos gusta mucho comer y que creo arranca de nuestra etapa comidas en los múltiples restaurantes chinos y japoneses que íbamos gracias a nuestra “jornada de verano en la oficina”. Además a Iván, más parecido a mí en nuestros impulsos gastronómicos primarios, también le gustan mucho y cuando tiene tiempo hace unos makis y sushis de “caerse para atrás”.

Los dumplings son esos pequeños hatillos de carne o pescado que se hacen al vapor (y que luego pueden saltearse) y que, simplificándolo mucho podríamos apodar como empanadillas chinas. Siguiendo las explicaciones de wikipedia, están emparentados con los wontons chinos que se cuecen en caldo y suelen tener una masa un pelín más gruesa. En todas las culturas vemos diferentes formas de hacerlos, los ingleses los hacen sin relleno como parte de estofados o sopas, en Italia toda la pasta rellena podría ser considerada un dumpling, en los países nórdicos en vez de hacerse con harina se hacen con patata pero se incorporan a estofados y sopas de igual forma, y enfin.... como siempre, la célula-madre de un plato nos enseña cuán cerca estamos unos de otros... pero los que nos ocupan hoy, los chinos, suelen llevar carne o pescado picado, con verduritas cortadas muy finas, que pueden ir desde la zanahoria, la col, el cebollino, etc…y son el plato típico de festividades tales como nochevieja y las reuniones familiares.  Se suelen hervir al vapor y comer acompañados de salsas con base de soja.

Los de la receta que usamos Cris y yo son típicos de la zona del Himalaya (Nepal, Tibet y Sikkim) dónde se denominan “momo” y son un aperitivo muy popular.  Se cree, originario del Tíbet siendo llevado al Nepal por sus refugiados hacia 1950. En la actualidad los momos de Katmandú son muy famosos.

La receta la saqué del blog de cocina india ecurry, que es encantador, evocador y muy bonito. Las recetas vienen maravillosamente explicadas, con cuadros de fotos de ingredientes y mucho detalle. Soma, la autora del blog, tiene dos niñas y se define como una apasionada del mundo culinario (lo cual es obvio), y especialmente de la cocina india, aunque plasma en su blog, comidas de otros países también.

La receta nos enseña también la fórmula para hacer la masa de los dumplings, pero yo la compré en una tienda de comida oriental. La venden en los congelados, y es muy económico. Las venden cuadradas y redondas. Son más prácticas éstas últimas para hacer los hatillos.  En cuanto a las salsa, la que acompaña los dumplings es a base de tomate, pero Cris me enseñó otra de soja que estaba buenísima. Así que la añado.

Espero os guste a nosotras nos encantó!

 

 
MOMOS: LOS DUMPLINGS DEL HIMALAYA

(pueden hacerse con carne de cerdo, pollo o ternera. La que queráis. Salen unos 40-50. Podéis hacer todos los dumpings, aunque sobren y luego congelarlos para otro día, o hacer los que necesitéis y congelar el resto de carne para otro día)

 
Ingredientes:
Para el relleno
½ kg de carne de cerdo picada
1 guindilla-chile (según gusto, con 1 no quedan fuertes)
1 cebolla
1 trozo de jengibre como nuestro pulgar aprox.
Cilantro (un manojo)
1 cucharada de aceite de oliva virgen
Sal

Para la salsa de tomate
3  tomates rojos
Guindillas-chiles al gusto
Cilantro (un manojo)
2 dientes de ajo
Sal

Para la salsa de soja
1 chorrito de soja
1 ajo
1 cucharada de jengibre
Agua

Mezclar en un bol la carne, el jengibre rallado, el cilantro y la cebolla troceados muy pequeño, la guindilla (troceada muy pequeña), el aceite y la sal. Amasar hasta que esté todo bien mezclado. Dejar en la nevera un rato para que se asienten los sabores.

Por otro lado tener la pasta fuera del congelador. La técnica para cerrar los dumplings puede parecer difícil al primer instante, pero si seguís este video, vereis que cuando llevais 4 salen perfectamente. Poner un bol de agua en la mesa junto al de la carne. Coger una pieza de pasta, pintar con el dedo mojado de agua todo el perímetro de la pasta,  colocar en medio una cucharadita de relleno, cerrar la pasta como si fuera una empanadilla y darle la forma del vídeo. Cristina me enseñó otra forma que consiste en cerrar el círculo por su parte central y luego hacer venir los lateriales y así queda rectangular (ver en las fotos). Aunque hay más formas y podeis encontrar múltiples videos en youtube, como éste, éste y éste muy útil para masa rectangular. 


Para hacerlos al vapor y para evitar que se enganchen en la base, untarla con un poco de aceite o usar una hoja de lechuga o col.  Si no teneis vaporera de bambú, no os preocupeis (aunque ya os la aconsejo vehementemente…yo hago toda  la verdura al vapor ahí, es limpio, y muy útil!) usad el sistema que querais o tengais. Ponedlo sobre un cuenco con agua y dejar hirviendo unos 15 min. (veréis que el color de la masa cambia a ser más transparente).
 
Hay quién después del vapor le da un “sartenazo” con un poco de aceite y hay quienes los fríen directamente en un cazo con aceite. Pero el modo tradicional de comerlos es al vapor.

Salsa o dipping sauce
Escaldar los tomates junto con la guindilla, quitarles la piel y ponerlos en un bol. A la guindilla o chile quitarle las semillas y el rabito (lavarse bien las manos después y no tocarse los ojos… el picor cuesta mucho de irse. Lo mejor es hacerlo con guantes). Añadir el cilantro, los ajos, la sal, y un poco de aceite de oliva (no estaba en la receta original pero nos gustó más así). Pasar el pimer y ya está lista.
 
Salsa de soja de Cristina

Poner en un bol un chorrito largo de salsa de soja. Rallar un ajo y un dedo de jenjibre. Añadir un poco de agua y dejar reposar un poco. Buenísima!!! Ideal para makis también!

 

10 comentarios:

  1. Ets una mina!!! Aquí cada dia s'aprèn una cosa nova i avui n'has donat una lliçó. Ha de ser boníssim! Fantàstic!
    Moltes felicitats per aquesta amistat que tens amb la Cris i la seva familia, és realment especial.
    Petonets, guapi!

    ResponderEliminar
  2. qué ricos, con lo que me gusta el cilantro... de lujo
    bs

    ResponderEliminar
  3. Boníssims, els dumplings, Abril! T'han quedat de meravella. Jo sempre els he provat en un restaurant nepalès que hi ha a Barcelona... són un vici lleuger excel·lent! Petons

    ResponderEliminar
  4. looks fantastic and pleated beautifully. yes it is much easier to use the store bought wrappers. Thanks much for trying it out and really glad you liked it!!

    ResponderEliminar
  5. Ñam!!! Mis favoritos de favoritos....que ricos con esa salsita...ay me has antojado totalmente!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Abril,
    Ets tot un món, hi hi hi, de sabiduria. Això té una pinta que aixeca l'ànim a qualsevol. Jo els vaig a prendre a fer en un curset a l'Escola d'hostaleria de Cambrils i els tinc pendents al bloc.
    A veure si m'animo...
    Bona Diada,
    Nani

    ResponderEliminar
  7. Jo tampoc els he provat mai... A veure si m'animo amb la teva recepta! Fantàstica!

    ResponderEliminar
  8. Hechos y publicados! gracias April, nos has hecho muyyyyyyyyyyy felices a Alex, a mi y hasta a Gus que le han encantado! son los mejores Dumplings que he probado en mi vida, y que salsas por favor!!!! también los ha bajado una vecina a una fiesta de niños en el jardín y han triunfado muchíiiiiiiiiiiisimo!!! madre mía, si es que haría cada una de las recetas que publicas, bueno tiempo al tiempo ;-)

    ResponderEliminar
  9. No he podido resistirme a tu logo, del que estoy tremendamente enamorada! ese amigo tuyo que lo hizo es todo un artista y creo que te captó perfectamente. La receta es maravillosa, pero todas las tuyas lo son, sabes que no es la única que quiero hacer, pendientes tengo la tarta de fresas que le hiciste a tu mami y la de mi concurso... pero vamos por decir dos porque de verdad que las haría todas, bueno casi porque con el mole poblano, sinceramente es que no me atrevo, ya quisiera yo que me saliera como a ti... pero madre mía!!! Un besazo!

    ResponderEliminar

Gracias por tu opinión, comentario, duda o aclaración. Agradezco enormemente que lo hagas y gracias por visitarme!

Si quieres hacer cualquier consulta hazlo por este medio o si prefieres utiliza mi correo electrónico: abrilex@gmail.com

Por falta de tiempo este blog no participa en cadenas de premios, ni memes. De todas formas agradezco enormemente que hayas pensado en mi.